La Guardia Civil alerta del peligro de los delitos de estafa por Internet

La Guardia Civil en León, ha detectado a lo largo del presente año, la proliferación de todo tipo de ciberestafas de muy diversa índole cometidas a través de Internet.

Las más habituales son aquellas relacionadas con la compraventa de artículos a través de portales web y aplicaciones telefónicas de venta de artículos de segunda mano. En estos casos, hay víctimas tanto en el grupo de los vendedores como en el de los compradores. En el primer grupo nos encontramos con ciudadanos que publicitan la venta de artículos y a los que les contactan los delincuentes refiriendo estar interesados en la adquisición del artículo en cuestión y, tras acordar un precio, remitir documentación falsificada relativa a la transferencia para que el vendedor remita la mercancía, no recibiendo nunca el dinero acordado.

También es común que el delincuente refiera que el dinero no ha llegado porque ha realizado por error una transferencia por un montante superior al acordado, estando bloqueado por el banco en tanto en cuanto la víctima no transfiera la diferencia a la cuenta de los delincuentes, siendo la estafa es doble (ya que pierden el artículo que venden, así como el dinero transferido).

En el segundo grupo, el de los compradores, la víctimas normalmente encuentran anuncios de artículos a precios muy reducidos que los hacen muy atractivos (siendo muy habitual la electrónica, así como las mascotas) y que, tras acordar un precio y proceder a la correspondiente transferencia, nunca son remitidos al comprador.

Otro de los ejemplos más habituales son aquellos relacionados con la localización de anuncios de concesiones de préstamos bancarios a tipos de interés extremadamente bajos, así como condiciones muy ventajosas en comparación con las ofrecías por las entidades bancarias habituales. En estos casos se requiere de las víctimas que realicen ciertos ingresos en cuentas diversas al objeto de hacer frente a los costes de formalización, gestoría, notaría, etc…no llegando nunca a recibir el dinero solicitado. Existen casos en los que las víctimas han llegado a ingresar más dinero del que habían solicitado inicialmente en el préstamo.

Finalmente, entre las estafas más graves, por su elevada cuantía, se encuentran aquellas relacionadas con inversiones en plataformas online de moneda virtual o criptomonedas. En estos casos, las víctimas, mientras navegan por webs de diversa índole o haciendo uso de sus redes sociales, encuentran un anuncio que hace referencia a la posibilidad de invertir en bitcoins u otro tipo de moneda virtual similar, ofreciéndole obtener una altísima rentabilidad a corto plazo y de forma sencilla. Hay víctimas, que han facilitado directamente el acceso a sus cuentas bancarias o la numeración y códigos de seguridad de sus tarjetas bancarias, perdiendo todos sus ahorros bancarios a manos de estas mafias criminales.

La Guardia Civil de León, a través de su Equipo de Delitos Informáticos y Telemáticos y ante la proliferación en los últimos tiempos de las estafas telemáticas recomienda encarecidamente a los ciudadanos lo siguiente:

– Las personas que carezcan de conocimientos financieros avanzados que se abstengan de efectuar inversiones con este tipo de plataformas y que, en ningún caso, faciliten sus datos y claves bancarias a desconocidos o portales de Internet que no estén debidamente acreditados.

– Por medio de la Web oficial de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), a través del enlace http://cnmv.es/Portal/advertenciaslistado.aspx?tipoAdv=1, el ciudadano puede acceder a un listado de entidades no autorizadas por la CNMV (conocidas como chiringuitos financieros), así como a diversas pautas y consejos para evitar caer en las redes de este tipo de organismos criminales.

– Necesidad de realizar las comprobaciones oportunas y ser extremadamente cautelosos cuando están buscando ofertas artículos de venta de segunda mano (máxime cuando los precios sean muy bajos), así como de préstamos bancarios, especialmente cuando se ofertan unos tipos de interés extremadamente bajos, y condiciones aparentemente muy ventajosas, en comparación con las ofrecías por las entidades bancarias habituales.

– No facilitar dados personales, ni claves de tarjetas bancarias a ninguna persona desconocida.

– No difunda datos de carácter personal, ni rutinas a través de redes sociales.

– No se deje engañar por falsas promociones o chollos.

– Al comprar un producto por Internet, si tiene dudas intente que el pago sea contra reembolso.

– Si ha sido victima de una estafa, no dude en denunciarlo.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte