¿Los trabajadores pobres viven por encima de sus posibilidades?

El Banco de España acusa a los trabajadores pobres de “vivir por encima de sus posibilidades”. ¿Es el Banco de España o es una sucursal extranjera?

El gobernador del Banco de España Pablo Hernández de Cos ha lanzado un triple ataque contra los trabajadores y el resto de la mayoría social de nuestro país; ha acusado a los “trabajadores pobres” (los que no ganan suficiente para satisfacer sus necesidades básicas) de “vivir por encima de sus posibilidades; ha exigido al próximo Gobierno que haga una “reforma de calado” de las pensiones, bajando su cuantía actual y futura; y ha defendido la no limitación del precio de los alquileres. ¿Qué objetivos tiene este triple ataque? ¿A quién sirven las autoridades del Banco de España?

Hace meses que se habla de una nueva crisis económica a nivel mundial, y en especial europea. ¿Qué se busca diciendo que en España, ante una nueva crisis, “el principal problema es el endeudamiento y la caída del ahorro de los hogares con menor nivel de renta” cuando en realidad impulsa el consumo y la actividad productiva? Se trata de culpabilizar a la mayoría de la población para que acepte un mayor grado de saqueo -con nuevos recortes en gastos sociales, inversiones estructurales y zonas rurales- exigido por la Comisión Europea. Mientras en España crece la lucha contra los recortes. ¿Defienden las autoridades del Banco de España los intereses de potencias extranjeras?

El segundo blanco han sido las pensiones públicas. Las autoridades del Banco de España apoyan el deterioro de las pensiones presentes y futuras, con las consabidas recetas del “retraso de la edad de jubilación, y el ajuste de la cuantía de la pensión a la esperanza de vida y al crecimiento del producto interior bruto”. Mientras, cada vez más masiva y ampliamente, por toda España se exige lo opuesto, el blindaje constitucional de las pensiones como derecho fundamental. ¿Defiende el Banco de España los intereses de los fondos privados de pensiones, dominantemente estadounidenses?

El tercer ataque ha sido la oposición a limitar el precio de las viviendas alquiladas. Cuando los inquilinos de menor renta están destinando el 50% de sus ingresos en el pago del alquiler. Y cuando los fondos de inversión como Blackstone y Cerberus, norteamericanos, y otros europeos se han apoderado del mercado de pisos de alquiler a precio de ganga. Mientras la exigencia ciudadana de alquileres asequibles se extiende por toda la geografía española. ¿Defiende el Banco de España los intereses de los fondos de inversión extranjeros?

Por último, hace unos meses el Banco de España apoyó el ataque del FMI a la tímida subida del salario mínimo, afirmando demagógicamente que así se destruirían más de 150.000 empleos. También ensalzó “los beneficios de las fusiones entre bancos españoles y extranjeros”, entre ellos Bankia. España no tiene un Banco de España que la represente, lo que tiene es una sucursal de las potencias extranjeras hegemónicas, EEUU en el mundo, y Alemania en Europa.

Eduardo Madroñal Pedraza

 

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte