¿Se pierde realmente la garantía de una impresora si se emplean cartuchos compatibles?

Muchos de los usuarios que compran una impresora optan por esperar unos dos años antes de utilizar cartuchos compatibles por el temor a la pérdida de la garantía del aparato. Los expertos resuelven este interrogante y explican cuál es la situación legal y actual al respecto.

El uso de las impresoras en casa está en auge desde hace ya varios años debido al abaratamiento de los aparatos y a su correspondiente asequibilidad por parte de la mayoría. La aparición de los consumibles compatibles y la desmitificación de que estos pueden estropear o dañar la impresora aumentó, así mismo, el número de usuarios que comenzaron a hacer uso de estos dispositivos electrónicos. Ahora bien, todavía hay muchos que desconfían de la utilización de los cartuchos de tinta o tóneres compatibles por temor a perder la garantía, tal como señalan los fabricantes de estos consumibles. Muchos de los usuarios esperan hasta haber superado el periodo de dos años para comenzar a utilizar este tipo de tinta que, en algunos casos, puede suponer más de un 50% de ahorro —en comparación con los de marcas OEM patentados—.

Los fabricantes de consumibles compatibles recuerdan que la utilización de sus productos no implica una pérdida de la garantía de la impresora. De hecho, advierten que anular la garantía de un producto por la utilización de suministros compatibles es algo que está penado por ley. A4toner es una de las tiendas referentes en la venta de consumibles compatibles en España, tanto de cartuchos de tinta como de tóneres. Esta tienda online cuenta con cientos de productos compatibles para diferentes marcas de impresoras, como son Philips, Kyocera, Olivetti, HP, Brother, Xerox, Sharp, Panasonic, Zebra, Canon, Samsung, OKI, o Kodak, entre otros. El e-Commerce aclara que los cartuchos de tinta o los tóneres no se consideran una parte integral de la impresora, razón por la cual están diseñados para ser reemplazados y ser considerados como suministros. “La anulación de la garantía de la impresora por la utilización de consumibles compatibles está penado por ley, tal como marca la directiva europea”, expresan.

Los fabricantes de consumibles son conscientes de que muchas marcas se benefician de este desconocimiento para infundir temor a sus clientes. Además, de todos los recursos que invierten para dificultar la compatibilidad de estos productos con sus impresoras. “Ni los cartuchos consumibles estropean las impresoras, ni hacen que estas pierdan su garantía. Durante mucho tiempo ha existido una campaña de desprestigio contra los consumibles, aunque afortunadamente cada vez hay más gente informada”, expresan. Los responsables de esta tienda online señalan, como principal ventaja, que la utilización de consumibles compatibles permite a los clientes ahorrar una gran cantidad de dinero cada mes o cada dos meses al hacer uso de la impresora, sobre todo para quienes trabajan con ella a diario. “Los cartuchos compatibles resultan la opción más económica para imprimir. De hecho, en algunos casos, su utilización puede suponer un ahorro de hasta el 80%, dependiendo de la marca y modelo de la impresora”, explican. Desde A4Toner afirman que, en su caso, esto es posible gracias a que desde el momento de fabricación del consumible hasta que el producto es entregado al cliente no existen intermediarios, y porque trabajan su propia marca ColorPremium.

Sobre la normativa, el e-Commerce indica que Europa impide que ningún productor, importador o distribuidor obligue a los consumidores a comprar sus suministros de manera exclusiva como condición de la venta de la impresora o para poder hacer efectiva la garantía.

Medidas europeas para la reutilización de dispositivos eléctricos y electrónicos

La Waste Electrical and Electronic Equipment Directive (WEEE) es la normativa que penaliza a los fabricantes de impresoras por obligar a sus clientes a utilizar de manera exclusiva sus suministros para poder aprovechar la garantía y las funciones de la impresora. Esta fue aprobada mediante el voto del Parlamento Europeo a favor de la directiva sobre la reutilización de dispositivos eléctricos y electrónicos. En ella se obliga a los fabricantes a diseñar cartuchos de tinta y tóneres de impresoras que resulten fáciles de recargar o de reciclar. Según esta normativa, los fabricantes de impresoras deben abstenerse de llevar a cabo acciones que imposibiliten la recarga de estos productos, pero también otras acciones que fuercen al consumidor a comprar solamente cartuchos originales.

Esto aplica a todos los productos, por lo que las cláusulas eventuales de exclusión, así como cualquier otra notificación relacionada con la pérdida de la garantía por la utilización de consumibles compatibles, es nula, tal como hacen hincapié los expertos en el sector del consumo. La situación legal en el país ampara la utilización de consumibles compatibles sin que ello suponga la invalidez de la garantía de la impresora, finalizan los expertos.

Diferencias entre suministros compatibles y los OEM

La principal diferencia entre los cartuchos de tinta o tóneres compatibles y los OEM (originales de cada marca) es el precio, tal como señalan los fabricantes de este tipo de consumibles. En lo referente a las cuestiones relativas a la calidad de los productos, los profesionales advierten que no tienen por qué existir diferencias, puesto que puede haber también consumibles premium, además explican que hay marcas especiales de cartuchos y tóneres compatibles que utilizan materiales y tinta de calidad en su fabricación. Todos ellos son comprobados de manera exhaustiva por los comerciantes, como ocurre con A4Toner. Estos cuentan con la garantía que les proporciona el fabricante, además, en caso de que alguno pueda presentar un problema suelen ser remplazados sin complicaciones.

Los expertos recuerdan que los cartuchos consumibles tienen las mismas especificaciones que los originales, aunque haya unos con mayor calidad que otros, y concluyen señalando que la única diferencia entre ellos es el precio. Ahora bien, recuerdan que el proceso de fabricación puede variar, sobre todo, si se trata de cartuchos reciclados o remanufacturados. En el primero de los casos se reutilizan todas las piezas, lo que supone una ventaja para el medio ambiente, mientras que en el segundo se reutilizan una parte de ellas y las más desgastadas se remplazan por unas nuevas, como ocurre generalmente con los tóneres compatibles.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte