La minería metálica en España: más viva que nunca

En la actualidad, hay un gran crecimiento de la demanda de minerales metálicos por parte de China debido, en gran parte, al aumento de la producción de dispositivos tecnológicos de uso cotidiano. Este hecho ha tenido repercusiones económicas positivas sobre la industria extractiva española. Además, se estima que la extracción de metales como el cobre, el litio, el coltán y el grafito crecerá exponencialmente en los próximos años debido a la necesidad de producir energía de bajo impacto ambiental. En la actualidad, hay un gran crecimiento de la demanda de minerales metálicos por parte de China debido, en gran parte, al aumento de la producción de dispositivos tecnológicos de uso cotidiano. Este hecho ha tenido repercusiones económicas positivas sobre la industria extractiva española. Además, se estima que la extracción de metales como el cobre, el litio, el coltán y el grafito crecerá exponencialmente en los próximos años debido a la necesidad de producir energía de bajo impacto ambiental.

Crecimiento económico del país producto de la minería

Gracias a sus características geológicas, España se ha posicionado como el segundo mayor productor de cobre del continente europeo. Esta sustancia es uno de los metales cuyo precio se ha elevado significativamente durante los últimos años debido al aumento de la demanda extranjera, pero no es el único.

Diversos minerales que hace algunas décadas eran poco valorados, se han vuelto sustancias imprescindibles para la fabricación de productos innovadores. Entre los artículos que utilizan metales de este tipo, destacan las baterías para coches eléctricos, los ordenadores y los smartphones.

En este sentido, cabe destacar que la industria extractiva tiene una importancia estratégica para la sociedad. No solo genera una gran cantidad de materia prima necesaria para la producción de bienes manufacturados y elevados ingresos producto de la exportación, sino que es una fuente de puestos de trabajo muy bien remunerados.

La minería como una gran fuente de empleo

La minería demanda gran cantidad de mano de obra, tanto en el proceso de construcción de la mina como en las labores de extracción continua posteriores. Adicionalmente, al generar un doble encadenamiento económico estimula otros sectores productivos relacionados.

Este fenómeno puede apreciarse especialmente en algunas comunidades autónomas como Andalucía, que posee un gran número de explotaciones mineras. También se da en las regiones de Asturias, Galicia, y Castilla y León, aunque en estos casos se trataba de extracción de carbón.

De hecho, el cierre definitivo de las minas de carbón y las centrales térmicas es inminente y ocasionará gran cantidad de despidos. No obstante, la reapertura de algunas minas como la de Riotinto y la construcción de nuevas obras generarán múltiples empleos que superarán ampliamente la cantidad de desvinculaciones.

Actualmente existen 2.750 minas activas que emplean a 35.000 trabajadores, pero hay proyectos en curso que requerirán una mayor cantidad de mano de obra especializada. Uno de ellos es la construcción de Mina Muga por parte de la empresa Geocali, que creará más de 1.000 puestos laborales.

La compañía dirigida por Ignacio Salazar recibió el 31 de mayo del 2019 la Declaración de Impacto Ambiental que se requiere para solicitar el permiso estatal. Posteriormente, el proyecto Mina Muga fue evaluado detalladamente y, comprobada su viabilidad técnica y económica, el 1 de julio se le otorgó la concesión minera.

Solo resta la realización del trámite de las licencias municipales. La obra que pretende explotar un yacimiento de potasa en la zona de Sangüesa, entre Navarra y Aragón, entrará en su fase de construcción tras varios años de gestiones. Se estima que la mina estará en funcionamiento para el 2024.

Riesgos de la minería y prevención de accidentes

La minería es una actividad inherentemente riesgosa, que presenta una tasa elevada de siniestralidad. Según las estadísticas del Ministerio de Trabajo y Economía Social, entre los meses de enero y mayo del año 2021 se reportaron 475 accidentes con baja laboral en la industria extractiva, una cifra superior a la del año anterior.

Las condiciones en que se deben desarrollar las tareas exigen la toma de medidas preventivas y la realización de estrictos controles de seguridad. Es necesario que los trabajadores utilicen elementos de protección personal que garanticen su bienestar físico, tales como casco, guantes de trabajo impermeables, arneses y gafas; y se capaciten en materia de seguridad e higiene laboral.

La minería como actividad atractiva para los inversionistas

La minería es una actividad productiva que ofrece una alta tasa de rentabilidad. Por ese motivo la industria extractiva es muy atractiva para aquellos inversores que cuentan con el respaldo financiero suficiente para afrontar los gastos iniciales del proyecto, que suelen ser elevados.

El hecho de que la viabilidad del plan estratégico haya sido evaluada previamente por organismos competentes, le ofrece al inversor la seguridad de que el riesgo económico del negocio es bajo. De otra manera, no le hubiese sido concedido el permiso de explotación.

Otra de sus ventajas es el dominio de una de las variables más importantes del mercado: la competencia. Las concesiones que otorga el Estado son pocas, y los procesos de aprobación son muy extensos, lo cual reduce drásticamente la cantidad de actores del mercado: son pocos los competidores.

El futuro de la minería en el país

La riqueza mineral de España es invaluable y las sustancias que conforman el suelo son cada vez más demandadas a nivel global. Por lo tanto, el país se verá beneficiado en los próximos años a medida que el gobierno promueva la inversión directa en este sector productivo y sean aprobados aquellos proyectos que continúan en etapa de evaluación en este momento.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

También podría interesarte